15.5.06

 

MILLONARIOS

Toda la vida nos la hemos pasado recordando a Rochill, Rokefeller, Onassis, Niarchos, etc. grandes banqueros, financieros y petroleros, multimillonarios, se nos ha caído la baba con sus riquezas de Alí-Babá. Luego nos sonaban otros nombres como el emir de Kapurtala, el sultán de Brunei, el rey Fahd. Y en nuestros lares tenemos a un tal Botín, el de Zara, las Koplowitz, la de Alba y nuestra Tita, la de los árboles y de Tarzán, y otros muchos que tienen repartida sus fortunas para no aparecer en la revista Forbes. Hay mucho ricachón que logró esas riquezas, como los antiguos piratas, entre truhanes, sinvergüenzas y personajillos de poca monta, como en Marbella.
Cierto es que en esta sociedad capitalista los aceptamos, ¡qué remedio! y seguimos soñando con que algún día nos toque el famoso “gordo” de lo que sea, pero que toque. Hay algunos que son escandalosamente ricos, por no decir asquerosamente ricos. En cambio hay y son millones, que son desgraciada, depauperadamente pobres. Por lo que leo, pocos son los ricachones que ayudan y colaboran en causas nobles y justas y siguen acumulando montañas de dinero, como el pato Gilito. Jamás he visto a una de estas personas acercarse, si no es para la foto en una mesa petitoria, a un pobre mendigo y ofrecerle una dádiva, una limosna, a una sucia mano que te tiende un pobre. Está claro que con esa clase de nula alcurnia y baja estofa no se juntan, ni montan saraos. Cuando es seguro que lo que han ganado ha sido a costa de las costillas de miles de trabajadores, engatusados por seguidores de sectas, expolios políticos, de inversionistas o sencillamente de estafadores.
Explico toda esta filosofía barata, porque en la famosa lista de la revista Forbes aparecen unos cuantos archimillonarios. Algunos ya no nos sorprenden, estamos curados de espantos, pero que Fidel Castro de Cuba, Teodoro Obiang de Guinea y otros impresentables figuren con 900 y 600 millones de dólares en sus haberes y con cuentas en Suiza, clama al cielo, por no decir que es una verdadera putada. Me gustaría saber, por ejemplo, en que lugar está Mohamed VI de Marruecos, al que se le calcula una fortuna de 7 billones de las antiguas pesetas. Está claro que las revoluciones y las herencias reales sirven para engordar el buche y las cuentas corrientes propias en paraísos fiscales, y al pueblo que le den dos duros, por no decir que se vayan a la mierda.

Abraham Méndez Ramos
Con indignación.

Comments:
I certainly appreciate this website
http://www.kuwait.prokr.net/
http://www.emirates.prokr.net/
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?